Actualmente, la preocupación por la sostenibilidad y la conservación medioambiental está muy presente en cualquier ámbito. La protección del medio ambiente en la construcción es un objetivo primordial.

El impacto medioambiental de la construcción.

Cualquier tipo de construcción implica una alteración del terreno y de sus características y los materiales que se utilizan se extraen de un entorno que debe cuidarse y respetarse, por lo que es necesario minimizar el impacto que éste va a ocasionar.

Los materiales utilizados pueden ser más o menos contaminantes. Así, en España, aproximadamente un 40% de los materiales que se extraen se usan en la construcción y más de la mitad son áridos.

Por este motivo, es fundamental que exista un control que reduzca el impacto medioambiental.

Además de los materiales utilizados, las actividades que componen un proyecto constructivo afectan al entorno medioambiental.

A la hora de extraer materiales y en la fase de movimiento de tierras, es importante tomar una serie de medidas que ayuden a preservar la biodiversidad y la conservación del medio ambiente.

Medidas para la protección del medio ambiente en la construcción.

La realización de todas las actividades que giran en torno a la ejecución de un proyecto constructivo, puede reducir la calidad del aire y afectar a personas, vegetación, cultivos y otros elementos del entorno.

Para evitarlo, en la medida de lo posible, se deben tomar una serie de medidas como las que te detallamos a continuación:

  • Riegos periódicos.

En caso de que exista sequedad ambiental, se programan riegos para reducir las emisiones de polvo que se ocasionan, sobre todo, durante el movimiento de tierras previo a la construcción.

  • Maquinaria.

Las zonas por donde circula la maquinaria, deben acotarse. Preferiblemente, las máquinas deben moverse por carreteras asfaltadas para que las emisiones de polvo que se generan, sean las mínimas.

Además, la velocidad de la maquinaria y los camiones que transportan la tierra estará limitada.

Para evitar partículas de polvo que pueden perderse en el transporte tierra y otros materiales extraídos, los camiones se cubren con mallas.

  • Protección de la vegetación.

En el caso de haber árboles o vegetación alrededor de la zona de construcción, se instalan protectores para evitar daños que puedan ocasionar las personas o las máquinas involucradas en las obras.

  • Control de los residuos y vertidos

Control para evitar la contaminación del terreno debida a los vertidos. Para ello, se debe seguir la normativa vigente en cuanto a reciclaje y reutilización de los desechos.

La energía y su consumo en la construcción.

Otro de los elementos de la construcción que contribuye al deterioro del medio ambiente es el consumo de energía no renovable.

Así, el consumo de combustible de la maquinaria que se utiliza para extraer, transportar y colocar materiales, es muy alto, y loa emisión de gases supone un alto grado de contaminación.

Se estima que, en España, la energía que se consume en el sector de la construcción, gira en torno al 30-40%.

Por este motivo, en el sector de la construcción, se producen continuos avances en el uso de energías renovables, como la energía termosolar, cuyos beneficios son innumerables, como la reducción de gases y el ahorro de costes, la creación de ambientes más saludables, etc.

Excavaciones Grasa, ¿quiénes somos?

En Excavaciones Grasa contamos con más de 90 años de experiencia en trabajos de excavación y movimiento de tierras y nos preocupa la sostenibilidad y la conservación del medio ambiente, por lo que aunamos esfuerzos, desde hace muchos años, para que el impacto medioambiental ocasionado sea el menor y tomamos todas las medidas a nuestro alcance, para que nuestros procedimientos sean respetuosos con nuestro entorno.

La-protección-del-medio-ambiente-en-la-construcción

Si necesitas información, puedes contactar con nosotros, sin ningún compromiso, a través de nuestro teléfono +34 976 30 31 32, o de nuestro correo electrónico info@excavacionesgrasa.com