En el mundo del hormigón, el aditivo es de sobra conocido, no solo aporta características extras al hormigón; sino que es posible que reduzca el uso de agua y cemento, siempre en función de la obra a ejecutar.

Antes de hablar de los aditivos, recordamos que el hormigón es un material de construcción hecho con cuatro ingredientes básicos, cemento o ligante, áridos, agua y aditivos, además de otros opcionales. En términos absolutos, el componente principal en volumen es el árido, que ocupa de un 60 a un 80% del volumen del hormigón.

La importancia de los Áridos en el Hormigón

Los aditivos para hormigón (concretamente) son componentes de naturaleza orgánica (resinas) o inorgánica, cuya inclusión tiene como objeto modificar las propiedades físicas de los materiales conglomerados en estado fresco. Se suelen presentar en forma de polvo o de líquido, como emulsiones.

¿El aditivo es indispensable?

El aditivo puede ser un gran aliado, con un correcto uso y dosificación. Aún cuando los aditivos son un componente eventual del hormigón, existen ciertas condiciones o tipos de obras que los hacen indispensables.

De esta manera su uso estará condicionado por:

a) Que se obtenga el resultado deseado sin tener que variar sustancialmente la dosificación básico.

b)  Que el producto no tenga efectos negativos en otras propiedades del hormigón.

c)  Que un análisis de costo justifique su empleo.

Aditivos. Fuente. dunken.es

¿Cómo podemos clasificar los aditivos?

Podemos clasificar los aditivos en función de la norma ASTM 494 o según el Centro Tecnológico del Hormigón (C.T.H)

Podemos clasificar el aditivo según la norma ASTM 494

  • TIPO A : Reductor de agua
  • TIPO B : Retardador de fraguado
  • TIPO C : Acelerador de fraguado
  • TIPO D : Reductor de agua y retardador
  • TIPO E : Reductor de agua y acelerador
  • TIPO F : Reductor de agua de alto efecto
  • TIPO G : Reductor de agua de alto efecto y retardador

Clasificación de los aditivos según el Centro Tecnológico del Hormigón (C.T.H)

  • Retardador de fraguado
  • Acelerador de fraguado y endurecimiento
  • Plastificante
  • Plastificante – retardador
  • Plastificante – acelerador
  • Superplastificante
  • Superplastificante retardador
  • Incorporador de aire
800El hormigón, elemento fundamental para la construcción

Tipos de aditivos según el origen

Tenemos que decir que los orígenes de los aditivos pueden ser; Naftalenos, Lignosulfonatos, Poli-carbosilatos, Carboxilatos, Copolímeros de vinilo, entre otros.

Y, desgraciadamente, no todos son compatibles entre sí. Es más, la combinación de algunos de ellos puede ser contraproducente y no obtener así el efecto deseado en el hormigón.

Sirvan dos ejemplos:

  1. La mezcla de Naftalenos con Policarboxilatos, dependiendo del cemento usado, pueden generar incompatibilidad y no conseguir el efecto deseado, llegando a producirse coqueras, desprendimientos, esferificaciones y oclusiones.
  2. Cuando se mezclan Policarboxilato con Lignosulfonatos, la dosificación, aun compatible en principio, requiere pruebas en laboratorio, ya que el Lignosulfonato puede ocasionar retrasos de fraguado.

Excavaciones Grasa, ¿quiénes somos?

En Excavaciones Grasa contamos con más de 90 años de experiencia en trabajos de excavación y movimiento de tierras. Si necesitas información, puedes contactar con nosotros sin ningún compromiso a través de nuestro teléfono +34 976 30 31 32 o de nuestro correo electrónico info@excavacionesgrasa.com